• El culto fálico presente en muchas culturas se relaciona con la lluvia, representación de la simiente, que fecundará la tierra.

  • La piedra cansada es un drama que escribió César Vallejo y es también como se conoce a estos monolitos abandonados sin motivo conocido.

  • En Chumbivilcas abundan las necrópolis con diversidad de chullpas que pertenecerían a distintas culturas. Chiñisiri correspondería al Horizonte Medio (600-900 d. C.).

  • Dice Raimondi: “Se goza de un hermoso espectáculo por el reflejo de las numerosas luces producto de los cristales de carbonato de cal”.

  • A diferencia de otros sitios arqueológicos, tal como Waqra Wiri en el distrito de Chamaca, las chullpas de Toqra están bien conservadas.

  • Se llega a las relajantes aguas de Calicanto caminando por la ribera del río Velille.

  • Qayara floreciendo en medio de las estepas del qorilazo.

  • Los imponentes muros inca de Mauk’aqosqo Inkawasi se ubican dentro de los territorios de la comunidad campesina de Q’ewincha, distrito de Livitaca.

  • Innumerables formas se recrean en la mente del visitante a Pukaqaqa, cerca de una profunda quebrada que separa a Chumbivilcas de Canas.

  • Figuras rupestres en las cuevas de Llamamachay, distrito de Colquemarca.

  • En el hábitat natural donde se sitúa Wamanmarka abundan águilas y gavilanes.

  • Las llanuras de Chumbivilcas han sido los escenarios tradicionales del qorilazo y sus peripecias.

Enviar postal